ORANDO EN CADENA

Profile Visitor Map - Click to view visits

31.10.10

ORACIONES PARA UN NIÑO RECIÉN NACIDO

(Para los padres). Espíritu que
estás encarnando en el cuerpo de nuestro hijo,
bienvenido seas entre nosotros; Dios Todopoderoso
que lo habéis enviado, bendito seáis.
Este es un depósito que nos ha sido confiado,
del que debemos dar cuenta un día. Si pertenece a la
nueva generación de Espíritus que debe poblar la Tierra,
¡gracias, oh Dios, por este favor! Si es un alma
imperfecta, nuestro deber es ayudarla a progresar en el
camino del bien, por nuestros consejos y buenos
ejemplos; si cayere en el mal por nuestra causa,
responderemos de ello ante vos, porque no habremos
cumplido nuestra misión respecto a él.
Señor, sostenednos en nuestro trabajo y dadnos
fuerza y voluntad para cumplirlo. Si este niño debe ser
objeto de nuestras pruebas, ¡que se cumpla vuestra
voluntad!
Buenos Espíritus que habéis venido a presidir
su nacimiento y debéis acompañarle durante su vida,
no lo abandonéis. Alejad de él a los Espíritus imperfectos
que pudieran inducirle al mal; dadle fuerza para resistir
a sus sugestiones y el valor para sufrir con paciencia y
resignación las pruebas que le esperan en la Tierra.


(Otra). Dios mío, me confiasteis la suerte de
uno de vuestros Espíritus; haced, Señor, que sea digno
del deber que me fue impuesto; concededme vuestra
protección; iluminad mi inteligencia con el fin de que
pueda discernir pronto las tendencias del que debo
preparar para entrar en vuestra paz.


(Otra). Dios de bondad, puesto que habéis
tenido a bien permitir al Espíritu de este niño que venga
de nuevo a sufrir las pruebas terrestres para hacerle
progresar, dadle la luz a fin de que aprenda a conoceros,
amaros y adoraros. Haced, por vuestra omnipotencia,
que esta alma se regenere en el manantial de vuestras
divinas instrucciones; que bajo el amparo de su ángel
de la guarda, su inteligencia crezca, se desarrolle y le
haga aspirar a aproximarse cada vez más a vos; que la
ciencia del Espiritismo sea la luz brillante que le ilumine
a través de los escollos de la vida; que sepa, en fin,
apreciar toda la inmensidad de vuestro amor, que nos
prueba para fortificarnos.
Señor, echad una mirada paternal sobre la familia
a la que confiaste esta alma; que pueda comprender la
importancia de su misión y haced germinar en este niño
las buenas semillas, hasta el día en que él mismo pueda,
por sus propias aspiraciones, elevarse sólo hacia vos.
Dignaos, oh Dios, escuchar esta humilde
plegaria en nombre y por los méritos del que dijo: “Dejad
a los niños venir a mí, porque el reino de los cielos es
para los que se les asemejen”.

TODO SEA EN DIRECTO CON DIOS. (alo.dios@hotmail.com)

Padre

Padre
Escucha a mi alma

Ayudame Señor

Ayudame Señor
Oh Dios

Visitas


free web counter